The Blog

innovation

Acaba de publicarse la tercera versión de la Norma UNE 166002. Este documento que es la referencia de la certifica­ción de Sistemas de Gestión de la I+D+i, norma española, vio la luz por primera vez en 2002. Era la prime­ra experiencia en el mundo en cuanto a un sistema de gestión de la I+D+i completamente nor­malizado, y pretendía potenciar la I+D en un país que necesitaba mejorar en este aspecto.

El resultado fue una norma centrada en la I+D neta­mente tecnológica y muy orien­tada al desarrollo de nuevos productos, en concreto bienes de equipo, que dejaba en cierta manera de lado la innovación. El mismo espíritu se ha mantenido, con ciertas actuali­zaciones, en 2006, versión que se ha mante­nido vigente hasta el pasado mes de mayo.

Centrada en la Innovación

La UNE 166002 fue amplia­mente aceptada desde un prin­cipio tanto en España como otros países que la adoptaron en sus cuerpos normativos sin apenas modificaciones. Este éxito transnacional motivó la decisión de dar el salto al ámbi­to europeo en 2008. Así, se creó el comité CEN/TC 389 Gestión de la innovación, liderado por España, que publicó en 2013 la especificación técnica europea CEN/TS 16555-1 Sistema de gestión de la innovación. Este documento, de carácter infor­mativo, desplazaba el punto de mira desde la I+D hacia la inno­vación en general, tanto tecno­lógica como de otros tipos.

Más ágil y sencilla de aplicar

El desafío de la actual revi­sión ha consistido en fusionar los puntos fuertes de ambos do­cumentos, buscando una norma que proporcionase recomenda­ciones pero también requisitos verificables donde fueran nece­sarios; que mantuviera la soli­dez de los aspectos operativos pero creciera en el aspecto es­tratégico y cultural; que, si bien centrándose en la faceta tecno­lógica puesto que es el objetivo del AEN/CTN 166, abarcase tan­to la investigación como la in­novación, incluso dando pautas que puedan ser fácilmente ex­trapolables a otros tipos de inno­vación no tecnológica. Todo ello, además, focalizado hacia una optimización de los requisitos in­cluidos que la hiciera más ágil y sencilla de aplicar.

Incorpora una capa estratégica

Una de las novedades más signi­ficativas consiste en la incorporación de una capa estratégica que incluye la estrategia de I+D+i. Esta estrategia de­fine el tipo de innovación perseguido, los niveles de novedad en que se quie­re centrar la organización o la posición competitiva que pretende adoptar.

Alineación con los nuevos modelos ISO

Se ha intentado alinearla en lo po­sible con el nuevo modelo común para las normas de sistemas de gestión, que pronto adopta­rán otros sistemas como, por ejemplo, el de la Norma ISO 9001.

Guía para la Innovación

La nueva Norma UNE 166002:2014 in­corpora directrices para estructurar la colaboración con el objeto de trazar los flujos de innovación y conocimiento en un entorno distribuido, en el que abundan los esquemas de colabora­ción, codesarrollo o cofinanciación.

El flujo de caja de las empresas es tal vez la principal consideración en la financiación de la deuda, a menu­do estrechamente relacionada con activos de propiedad intelectual de la empresa. A pesar de ello, estos acti­vos intangibles, en algunos casos re­gistrados como propiedad industrial y en menor medida como propie­dad intelectual, raramente quedan reflejados en los balances de las em­presas. La nueva versión de la UNE 166002:2014 incorpora directrices sobre propiedad intelectual e indus­trial, así como sobre gestión del cono­cimiento. El objetivo es poder gestio­nar adecuadamente el capital intelec­tual e industrial de las organizaciones; esto es, desde la idea hasta el posible registro de propiedad.

Fuente: Revista AENOR digital, mayo 2014. 


Copyright 2014 EQMED, Grupo Ingeniero Consultor S.L.